Artículo 33: Ortodoncia versus Rehabilitación Oral en adultos.

Artículo 33: Ortodoncia versus Rehabilitación Oral en el adulto.

____________________________________________________________________________________________________

Abstract: Este artículo trata de analizar, las pautas a seguir en Rehabilitación Oral de adultos que necesitan un tratamiento  de Ortodoncia, pero no desean pasar por dichas terapias correctoras que les resultarían largas, molestas e incómodas para su edad; solicitándonos otro tipo de solución que mejore el problema oclusal, estético y funcional que presenta.

Introducción a “Ortodoncia versus Rehabilitación Oral en el adulto”.

 La Ortodoncia es la parte de la Odontología encargada de la Rehabilitación Oral tanto estética como funcional del sistema estomatognático, mediante técnicas basadas en la aplicación de fuerzas sobre  dientes y  maxilares, para corregir las distintas alteraciones dentofaciales en relación a la posición y  desarrollo de ambos. Aunque clásicamente se ha entendido que el público objetivo de esta especialidad eran los niños, no es menos cierto que muchos de ellos no recibieron tratamiento  de Ortodoncia de pequeños y se hicieron adultos con alteraciones dentales que no sólo le originaron complejos por problemas estéticos en la adolescencia, que resignadamente soportan de mayores, sino que además, le están provocando problemas periodontales, funcionales o articulares que les conducen al especialista, para encontrar un tratamiento que en muchos casos podría ser de Ortodoncia, pero se resisten o niegan a realizarlo, debido a la incomodidad,  duración ( 1-2 años ) o reparo estético del  mismo, al considerarse demasiado mayores para llevar algo ( bracket ) que relacionan con la infancia.

Si realizamos estudios funcionales y encerados diagnósticos en dichos pacientes, nos llevaremos grandes sorpresas, al comprobar, que aunque el ideal sería un tratamiento de Ortodoncia, no es menos cierto que mediante una Rehabilitación Oral Protética les podemos solucionar los problemas estéticos y funcionales que presentan, de una manera mas rápida y menos incómoda que es lo que ellos desean a su edad.

    

    “Artículo de opinión basado en mi experiencia clínica.”

Blogueros, amigos y amantes de la excelencia y lo bien hecho:

Me gustaría comenzar este artículo, haciendo una clasificación muy personal de la Rehabilitación Oral, atendiendo a las diferentes técnicas con las que cuenta el dentista rehabilitador y entendiendo que no todas ellas deben ser protéticas, sino que tendremos que tener en cuenta tratamientos quirúrgicos o de ortodoncia que en unas ocasiones son complementarios de la prostodoncia y en otras,  terminan siendo el único tratamiento rehabilitador  para solucionar un caso clínico.

I- Rehabilitación Oral sobre Dientes.

  • 1- Rehabilitación Oral Protética.
  • 2- Rehabilitación Oral Ortodóncica.
  • 3- Rehabilitación Oral Quirúrgica u Ortognática.
  • 4- Rehabilitación Oral Mixta, mezcla de las anteriores.

II- Rehabilitación Oral sobre Implantes.

III- Rehabilitación Oral Mixta, a dientes e implantes.

La ortodoncia es una especialidad de la Odontología que se encarga de todo estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio, el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.

El afán por corregir los dientes apretados, irregulares o salientes es muy antiguo, pues hay constancia de que ya en el siglo VIII a.c. se intentaba solucionar tales anomalías. Entre los hallazgos etnograficos del mundo griego y etrusco figuran aparatos ortodónticos de magnífico diseño.

Por otro lado, que para mí es algo importante, como analizaré mas adelante, el  Ortodoncista es el profesional de la Odontología  que ejerce la ortodoncia de manera especializada.

Dicho lo anterior, podríamos concluir diciendo que la  Ortodoncia es por un lado la ciencia que idealiza la posición de los dientes y sus procesos alveolares y por otro la que los estudia desde una visión más amplia, los maxilares en su desarrollo, a la que genéricamente se denomina ortopedia dento-facial.

Aunque creas que estoy divagando sobre la Ortodoncia en un Blog de Rehabilitación Oral, no es así, espera a terminar este artículo y comprenderás mejor la evolución de ambas parcelas de la Odontología durante los últimos 50 años.

Divagar es una de las mejores maneras de ampliar conocimientos, ya que te obliga a no ser monotema y consultar otras materias de las que sin duda aprenderás mucho.

Y divagando, me acuerdo de algo que escribí en el artículo 8 del Blog, que con un “corta y pega” te transmito en cursiva, para que sepas lo que opino sobre la Ortodoncia dentro de la Odontología en general y la Rehabilitación Protética en particular.

La Ortodoncia en sí es la manera menos cruenta de hacer una R.O. ,cuando el paciente que la necesita sólo precisa dicho tratamiento; pero el protesista en muchas ocasiones se va a encontrar con casos que deben ser sometidos a un tratamiento ortodóncico previo al restaurador. La pregunta que me viene a la mente es….

¿ El Rehabilitador Oral debe estar formado en Ortodoncia ?.

Para contestarla debo trasladarme de nuevo a los años ochenta en los que me formé como médico estomatólogo en la Escuela de Estomatología de la Universidad Complutense de Madrid. La cátedra de Ortodoncia, regida en aquel entonces por el Dr. Juan Pedro Moreno✝ enseñaba tan sólo Odontopediatria y algunos conceptos muy básicos de Ortodoncia, pero formación práctica en esta materia: ninguna, nada de nada. Desconozco el motivo, pero la realidad era, que terminabas tu formación sin conocimiento alguno sobre esa parcela de la Estomatología. Si deseabas y podías económicamente hablando, formarte en dicha materia, ya que era un postgrado supercaro, tenías que apuntarte para conseguir una de las pocas plazas que dejaban libres los extranjeros, fundamentalmente de Sudamérica. El hecho real era que terminabas tus estudios un poco “ odiando la Ortodoncia “. Esto no es nada personal, sino una realidad que podrían corroborar los más de doscientos médicos que integramos aquella promoción y que hicimos probablemente la primera huelga de la historia ante dicha cátedra, por esos y otros motivos políticos, en relación a la creación nuevamente de la Odontología en España,  que probablemente comentaré y analizaré en este blog en otro momento.

Todo lo expuesto anteriormente es historia, pero la realidad era, que te formabas y pagabas unas enseñanzas que no recibías y la contrapartida estaba en que como había suficiente trabajo, no echabas de menos dichos conocimientos y te dedicabas a trabajar para poder sacar adelante a la familia que empezabas a crear……………..ese fue el motivo por el que sé lo poco que sé de Ortodoncia.

El momento actual es diferente, desconozco lo que te enseñan de Ortodoncia en las Facultades de Odontología, pero si en aquel entonces necesitabas 2 años de postgrado y hoy 3, creo que no han cambiado mucho las cosas.

Durante 33 años de profesión, he derivado a todos mis pacientes que necesitaban tratamiento de Ortodoncia a un exclusivista en dicha materia, si bien he vigilado cada caso desde el inicio con revisiones periódicas, para controlar la oclusión, sobre todo si se trataba de casos de bruxismo o que necesitaban ciertos movimientos dentales previos a la rehabilitación que le debería hacer al terminar el tratamiento ortodóncico. En este sentido me gustaría analizar los tres tipos de pacientes adultos con los que se puede encontrar un Rehabilitador Oral, después de haberle realizado un estudio funcional y comprobar que necesita un tratamiento de Ortodoncia: Si deseas verlos y para no alargar demasiado este artículo, puedes entrar en el Artículo 8 del Blog.

Los tiempos han cambiado sustancialmente, la maldita crisis y la plétora de profesionales ha llevado a bastantes clínicas de Ortodoncia a reconvertirse en policlínicas, abandonando su antigua exclusividad como consecuencia de la disminución de trabajo. En este sentido si te consideras formado y preparado para ser Rehabilitador Oral y Ortodoncista, adelante, el saber no ocupa lugar, para mi ya es tarde y además siempre he considerado a la Ortodoncia una parcela con entidad propia, que si la tuviera que practicar, rompería mi esquema de trabajo como Rehabilitador Oral.

Dicho lo anterior, abandono la cursiva y el divagar para entrar de lleno en el artículo 33, en el que te voy a mostrar y analizar uno de esos muchos casos que se te pueden presentar, que aun siendo la mejor indicación de tratamiento una rehabilitación de Ortodoncia, el paciente no lo va a aceptar por los motivos antes mencionados y te va a solicitar otro tipo de tratamiento que mejore su función, estética y oclusión.

ORTODONCIA VERSUS REHABILITACIÓN ORAL

Varón de 38 años de edad con periodontitis crónica del adulto muy relacionada con la maloclusión Clase I que presenta, con apiñamiento severo en ambos maxilares y mordida cruzada posterior izquierda.

Estudio Funcional

El Estudio Funcional es labor del Clínico, él es el conocedor de la Patología Oral y Oclusal y es él quien debe descubrirla a través de esta prueba complementaria.

Si eres un apasionado de la Rehabilitación Oral, como lo soy yo, sigue este consejo y nunca te arrepentirás de haberlo hecho.

“Enciérrate en tu laboratorio de Preprótesis, mánchate las manos de escayola, cera y papel de articular, aprende a hablar con tus articuladores, ellos se convertirán en uno de tus mejores maestros y en uno de tus mejores referidores, descubriéndote soluciones que pasarían inadvertidas,  conduciéndote al mejor Diagnóstico que a su vez te llevará al Tratamiento de Elección correcto”………………………P.L.Pérez Castro

Estudio Funcional Estático en articulador.
Estudio Funcional Dinámico en articulador.
Encerado Diagnóstico.
Encerado Diagnóstico Estático.
Encerado Diagnóstico Dinámico.
Confección de provisionales.
Confección de provisionales.
Tallado.
Adaptación de provisionales.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.
Rehabilitación 16 piezas en Disilicato de Litio.

Conclusiones finales:

Para terminar me gustaría dar mi opinión, sobre este caso que acabo de presentar:

1-El tratamiento de elección para este caso y el recomendado al paciente, fue una Rehabilitación con Ortodoncia.
2-El paciente deseaba tratarse pero con un tratamiento menos largo.
3-El Estudio Funcional y el Encerado Diagnóstico son dos pruebas funcionales imprescindibles para llegar a un Diagnóstico y a una Previsión de Tratamiento correcto.
4-Fue necesaria la exodoncia de tres incisivos, pero en caso de haber sido sometido a un tratamiento de Ortodoncia, habría sido necesaria la exodoncia de dos premolares como mínimo.
5-Con el tratamiento realizado no pude corregir la mordida cruzada posterior izquierda, pero si quedó rehabilitada la guía canina y anterior en una boca que era totalmente afuncional.
6-La Rehabilitación Oral con 16 piezas de cerámica junto al tratamiento periodontal consiguió solucionar el problema estético-periodontal importante del caso, al igual que la mentalización para el cuidado y mantenimiento de una boca bastante dejada para la juventud del paciente.
Resumiendo: Mediante esta Rehabilitación se ha conseguido corregir el problema estético, funcional, oclusal y periodontal en nuestro paciente.

En ocasiones nos encontramos ante casos en los que el paciente, no desea realizarse el tratamiento de elección que le hemos propuesto, lo cual no quiere decir que no podamos ofrecerle otro que cumpliendo los requisitos obligados de la buena praxis, solucione las expectativas del paciente y las nuestras desde un punto de vista estético y funcional correcto. Para encontrar dicha segunda posibilidad de tratamiento, en mi opinión, es fundamental e imprescindible la realización de un Estudio Funcional y un Encerado Diagnóstico en articulador.

Si lo deseas, puedes ver este caso clínico en formato vídeo de nuestra cadena en YouTube.

Blogueros, seguidores, amigos y amantes de la excelencia y lo bien hecho:

Nos acercamos al final de este artículo que como siempre será  con algo de música para relajarnos o estimularnos dependiendo del estado anímico en el que me encuentre al escribir, hoy toca relajación.

En esta ocasión os traigo un “flashmob”, palabra que acabo de conocer hace poco y para quien  lo desconozca le pongo la definición de Wikipedoa:

Un “flashmob”, traducido literalmente del inglés como «multitud relámpago» (flash: ‘destello, ráfaga’; mob: ‘multitud’) es una acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente. Por tanto, una traducción válida, no literal, del término sería «acto multitudinario relámpago». Suelen convocarse a través de los medios informáticos (móviles o celulares, e Internet) y en la mayor parte de los casos, no tienen ningún fin más que el entretenimiento, pero pueden convocarse también con fines políticos o reivindicativos.

He encontrado un “flashmob”  de The Sound of Silence,  una de las composiciones musicales mas bellas en mi opinión, que al oírla siempre me trae recuerdos inolvidables y que os he puesto varias veces en este Blog en diferentes versiones.

Os dejo con esta versión y no os perdáis las caras de sorpresa, admiración y emoción del público ante la natural puesta es escena de este bello flashmob que probablemente os relaje para todo el día.

Clínica Odontológica PÉREZ CASTRO
Post by admin

Médico Estomatólogo apasionado por la Rehabilitación Oral: El escribir en este blog, ha sido y es para mí en el atardecer de mis días, un estímulo impresionante para retomar aquella tercera gran pasión de mi vida que siempre fue la enseñanza en el postgrado de la Estomatología, a la que dediqué gran parte de mis mejores momentos, aprendiendo y enseñando a la vez que me formaba al transmitir los conocimientos que día a día iba asimilando e incorporando a mi experiencia médica.

Deja un comentario